La boda de Rosa y Alejandro

Sorpréndete

 

Aquí estamos. Una vez más.

Mirándonos a los ojos. Evitando que las lágrimas broten.

Otra vez. Cuántas van ya. Sonriendo.

Espera. Mírame de nuevo.

Esta vez voy a besarte. No puedo aguantar más.

Te quiero.

Pasa el tiempo y todavía sigues sorprendiéndome.

Sigo descubriendo. Sigo enamorándome.

Sigo deseando volver a verte. Sigo queriendo compartir cada momento contigo.

Sigo sintiendo esas cosquillas cada vez que me besas.

Sigo enamorado como el primer día.

Sigo sabiendo que tu eres mi otro yo.

 

Eso es lo que sentimos nosotros cada vez que Alejandro miraba a Rosa, cada vez que Rosa se emocionaba con las palabras de Alejandro. Amor en estado puro. Pasión. Eso que todos buscamos: saber que por muchos años que estemos juntos, sigamos encontrando cosas en nuestra pareja que te revolucionen, te hagan vibrar y te enloquezcan de nuevo…

 

Nosotros tuvimos la suerte de compartirlo con ellos. Después de conocerlos en otra boda, Rosa nos llamó y nos dijo que quería que fuésemos sus fotógrafos. Así que desde el principio supimos que esta no iba a ser una boda normal, iba a ser algo más… La celebraron en Cella, muy cerquita de Teruel, y nos dijeron que el día de antes la tradición allí era celebrar una cena en la casa de la novia. Pero eso no fue una cena, fue una verdadera fiesta. Jotas, charangas, hoguera, mucha comida y buenos amigos… no nos lo podíamos perder.

 

El sábado, los nervios antes de la gran ceremonia en la ermita. Vivimos algo mágico, rodeado de sus amigos y familia, que nos trataron como si fuésemos unos invitados más. Y así acabamos, sin querer irnos, disfrutando con Rosa y Alejandro, con todos sus amigos. Disfrutando de Teruel.

 

Así que gracias Rosa, gracias Alejandro. Por todo. Por hacernos partícipes de lo que sois, de vuestra historia. No perdáis nunca ese brillo en vuestros ojos cada vez que os miráis. No dejéis nunca de sorprenderos y de descubrir esa chispa que os vuelva enamorar.

 

 

 

fiesta-casa-fotografo-boda-teruel barbacoa-fuego-madrina-fotografo-boda-teruel tradicion-baile-novios-fotografo-boda-cella peluqueria-novia-fotografo-boda-teruel preparativos-casa-novia-fotografo-boda-teruel detalles-novio-fotografo-boda-teruel preparativos-novio-fotografo-boda-teruel novia-madre-preparativos-fotografo-boda-teruel cordones-cachorro-novio-fotografo-boda-teruel prendido-novia-fotografo-boda-teruel novio-amigos-fotografo-boda-teruel retrato-reflejo-baño-fotografo-boda-teruel retrato-novia-reflejo-fotografo-boda-teruel vestido-novia-fotografo-boda-teruel preparativos-casa-novio-fotografo-boda-teruel novia-madrina-mirada-fotografo-boda-teruel novia-escaleras-fotografo-boda-teruel peniado-novia-fotografo-boda-teruel espera-movil-novia-fotografo-boda-teruel amigo-mirada-fotografo-boda-teruel ventana-vecinos-novia-fotografo-boda-teruel coche-novia-fotografo-boda-teruel puerta-ermita-fotografo-boda-teruel entrada-ermita-fotografo-boda-teruel ceremonia-fotografo-boda-teruel manos-novio-novia-fotografo-boda-teruel salida-ermita-novios-fotografo-boda-teruel beso-salida-novios-espadas-fotografo-boda-teruel coche-novia-reflejo-fotografo-boda-teruel novios-pergola-flores-fotografo-boda-teruel pareja-parque-tarde-fotografo-boda-teruel caricia-manos-retrato-fotografo-boda-teruel reflejo-agua-pareja-fotografo-boda-teruel fuegos-artificales-fotografo-boda-teruel amigos-celebracion-fotografo-boda-teruel carpa-banquete-fotografo-boda-teruel sorpresa-cachorro-fotografo-boda-teruel emocion-novia-fotografo-boda-teruel niños-novia-cachorro-fotografo-boda-teruel regalo-amiga-novios-fotografo-boda-teruel juego-novios-fotografo-boda-teruel pollitos-sorpresa-fotografo-boda-teruel primer-baile-novios-fotografo-boda-teruel amigos-abrazo-fiesta-fotografo-boda-teruel retrato-fiesta-luces-fotografo-boda-teruel mano-arriba-fiesta-fotografo-boda-teruel fiesta-sueño-caballeros-fotografo-boda-teruel fiesta-novios-flor-fotografo-boda-teruel

 

Somos David y Loreto, y estamos orgullosos de ser fotógrafos de boda en Teruel, ese provincia tan maravillosa y que todo el mundo debería descubrir.

¡Teruel Existe!