+ divertidas

Las sonrisas son contagiosas. El gesto de curvar ligeramente la boca, moviendo los músculos que rodean los labios, y también ligeramente los ojos, para expresar alegría, placer o agrado, provoca en la persona a la que va dirigida otra sonrisa.

La sonrisa es una reacción universal, independientemente de cuál sea la cultura, todos entendemos y respondemos de manera refleja a ella.

La sonrisa tampoco se aprende, sino que se nace con ella, antes de nacer ya sonreímos en el útero materno, y los bebes nada más nacer sonríen a los padres, aun sin comprender lo que significa.

Sonreír también es bueno para la salud: rejuvenece, mejora la oxigenación del cuerpo y regula el pulso cardíaco, elimina el estrés y el mal humor y mejora las relaciones con los demás. Al sonreír, eliminamos endorfinas, cuando nos reímos nos sentimos mejor,  relajamos los músculos, y hasta hacemos ejercicio.

Hay muchas razones para sonreír cada día, y cada sonrisa te hará sentirte mejor contigo y con los demás. Cuando sonríes a alguien la persona te sonríe también, se habla sin palabras, se comparte la alegría.

Nuestras fotografías están plagadas de sonrisas, y es que tenemos la suerte de poder fotografiar momentos felices: una boda, la llegada de un nuevo miembro a la familia o simplemente una tarde cualquiera de esa familia.

Sonrisas cómplices entre madre e hija, sonrisas de felicidad al ver a tu pareja llegar, sonrisas por los momentos divertidos de las ceremonias, sonrisas de los amigos que tienen preparada un sorpresa para los novios…

hombre emocionado con la mano en la cara
+ abrazos
mujer con vestido de novia besando a galgo con pajarita
+ abrazos
Pareja dentro de tubo de nieve en Cerler Benasque Huesca
+ abrazos
mujer con vestido de novia besando a galgo con pajarita
+ abrazos