+ amor

Ocurre muchas veces, cuando estamos muy nerviosos, cuando nos emocionamos, cuando tenemos un sentimiento muy intenso que nos desborda derramamos una lágrima; no son lágrimas de tristeza, son de alegría, de felicidad, de emoción contenida que por fin dejamos salir.

Llorar es una forma natural de soltar una emoción que nos invade, es una descarga de hormonas de nuestro cerebro en respuesta a momentos de gran intensidad.

Afortunadamente, todas las lágrimas de nuestras fotografías son de felicidad: los novios que se ven por primera vez antes de una ceremonia, el padrino que mira emocionado a la novia mientras le acompaña al altar, la abuela que ve como su nieto le trae un ramo de flores, los amigos que cuentan anécdotas sobre los novios…

Aquí hay muchas muchas lágrimas, y nosotros las capturamos para que esa emoción que se recoge en la fotografía se repita al mirar la imagen, para volver a sentir la felicidad, el agradecimiento, la alegría. Porque esa pequeña gota que resbala por la cara tiene una historia detrás, tu historia.

mujer con vestido de novia besando a galgo con pajarita
+ abrazos
Pareja dentro de tubo de nieve en Cerler Benasque Huesca
+ abrazos
mujer con vestido de novia besando a galgo con pajarita
+ abrazos
Pareja dentro de tubo de nieve en Cerler Benasque Huesca
+ abrazos